《Otoño en Londres》por Andrea Izquierdo

«El hotel Ellesmere se halla al sur de Hyde Park, en uno de los barrios más elitistas de Londres, hogar del creador de Peter Pan: el célebre South Kensington».
Allí va a parar LILY, admitida en la universidad gracias a una beca y atónita por su lujosa residencia. Para MEREDITH, ese ambiente es muy común, al igual que para AVA, más interesada en que sus secretos no salgan a la luz pese a la insistencia de CONNOR, ese chico coreano que siempre acompaña a REX (del que todos hablan debido a su madre) y a MARTHA, la del pelo azul que armó un número cuando se cruzó en una fiesta con TOM; sí, ¡el mismísimo Tom Roy!, amigo de FINN, el pelirrojo aficionado a los videojuegos que siente antipatía por OLIVER... Ese al que Lily preferiría no tener que ver nunca más.
Con el inicio del otoño, todos ellos coinciden en el entorno más exclusivo de Londres, donde cuanto más alta es la cima, más riesgo entraña el precipicio.

Como este pasado fin de semana estuve en Londres (tendréis el Blog y el Vlog el Viernes), esta reseña venía al pelo.

Decidí comprarlo por dos motivos:
 
1. Está escrito por una Booktuber que sigo y que me gusta su contenido. Además es una autora joven.
2. La editorial. Nocturna lleva un tiempo publicando novelas que disfruto mucho en diversos géneros y, en cuanto vi que eran su editorial, me lancé. Porque por el momento no me han fallado.


Antes de meternos en detalles, he de admitir que se nota que es la primera novela de la autora y el inicio de una trilogía. Sin embargo, el libro cumplió con lo que esperaba: entretenimiento y mucho salseo.

No creo que sea un libro que te cambie la vida pero tampoco creo que esa sea su intención. Cuenta un entresijo de historias y es entretenida.

Drama en la capital británica

3.5 ☆

Lo bueno:

Los distintos puntos de vista. Sí, a mi que suele molestarme normalmente, ésta vez me encantó.
Al principio me asustó un poco con tanto personaje y pensaba que me agobiaría. ¡Pero nada de eso! Los distintos puntos de vista están muy bien hilados y abren y cierran incógnitas de forma original. Además, ayuda a que los personajes secundarios no sean planos y eso me gustó. 
Otro de mis miedos era que se perdiese la esencia entre tanta subjetividad pero la autora consigue mantener la emoción y la trama principal presentes en cada capítulo.


La trama. Al principio pensaba que lo tenía todo lo que iba a ocurrir muy claro, pero no fue así. Aunque le costó un poco avanzar, cuando empieza a coger ritmos no se puede parar. Además hay muchas subtramas que se cierran en capítulos contados por otra persona y eso lo hace bastante adictivo. Son como pequeños misterios.

El clímax. Hay un acelerón final que te impide soltar el libro porque, de repente todo cuadra y necesitas saber más. 
A mi me gusta mucho el misterio así que cuando una historia tiene un punto donde todo va encajando, me chifla.


Lo malo:

Se nota que es la primera novela y el lenguaje es muy sencillo. Esto normalmente me suele gustar pero había momentos donde se volvía muy, muy simple y eso me frenaba. Sobre todo porque había situaciones muy serias narradas de forma muy sencilla y me parecía que infantilizaba la escena. 

He de decir, sin embargo, que he leído la segunda novela y hay una gran mejora en este punto lo que me alegra un montón.


Algunos temas serios se tratan bastante débilmente. Entiendo que los autores necesitan forzar situaciones o quieren contar ciertas historias; y en general 《Otoño en Londres》 no es muy inverosímil pero sí hay un caso concreto donde se trata un trastorno alimenticio y creo que se banaliza demasiado. La autora le otorga su merecida importancia al tema e incluso se explica cómo debería tratarse pero creo que debería haberse tratado de otra forma porque este fue el único punto que encontré muy inverosímil.

Los diálogos vacíos. Entiendo que es un recurso que se usa para romper narraciones muy largas pero hay que disimularlo. En varias ocasiones está muy claro que esa es la intención porque el diálogo aporta 0 información o surge de la nada.


En resumen, para mi el libro cumplió lo que prometía: entretenerme. 
No ha cambiado mi vida pero es una buena historia, está trabajada y además, se vuelve muy interesante llegando a tocar temas muy éticos y morales. 

El lenguaje, aunque muy simple, se transforma en ritmo ligero y lo convierte en una lectura muy recomendable. La ubicación en Londres también está presente y si se ha visitado la ciudad, se pueden imaginar nítidamente las escenas.

Comentarios

  1. ¡Hola! A mi me gustó mucho esta novela. Es sencilla pero fantástica :D. A mi me encanta que las novelas tengan muchos personajes y haya varias perspectivas. En el segundo libro se nota que ha madurado pero por historia y final me gusta más el primero.
    Un beso desde Jardines de papel .
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Entérate antes que nadie!